Dom. 14. Agosto 2022

Compostaje

Rottetrommeln

Alrededor del 20% de la basura de la ufaFabrik, es decir, unos 200 m3 anuales, puede ser compostados. En el pasado, los restos orgánicos de la cocina y la panadería, la hojarasca, la hierba, los restos de poda y el estiércol de los animales de la granja se dejaban compostar en superficies amplias. Sin embargo, un buen día ese lugar se necesitó para el transporte, y además este sistema requería casi un año para completar la transformación de la basura en compost. El compostaje en montones apilados no ofrece a los organismos las “condiciones de trabajo” óptimas para fabricar el compost, ya que el interior está poco aireado, el exterior se enfría demasiado en invierno y en verano se deseca en exceso.

Actualmente, la basura orgánica se composta en dos “Rottetrommel”: tambores giratorios de aproximadamente 1m3 de capacidad. Estos tambores ofrecen la ventaja de suministrar una buena aireación gracias a su dispositivo giratorio, que también garantiza el intercambio de calor y oxígeno y permite regular la humedad. De esta manera, el proceso de compostaje se completa en verano en 6 u 8 semanas. El humus resultante es un excelente abono orgánico, el cual, por cierto, también se ofrece para venta.

Basura orgánica voluminosa como madera y ramas se tritura en una trituradora. Así se genera un valioso material para acolchar los jardines, mantener la humedad en la tierra y los caminos despejados… que también puede ser compostado.

Otra posibilidad para la fabricación de humus son los vermicompostadores. En ellos, las lombrices digieren la basura orgánica triturada y mezclada con tiras de papel y transforman todo en humus. Este proceso es en realidad mucho más lento que la fabricación “normal” de compost y requiere que las lombrices sean alimentadas regularmente. Sin empargo, el cuidado de estos animalitos compensa: no sólo producen un humus muy nutritivo para las plantas, sino que también airean la tierra y mejoran la estructura del suelo, permitiendo la proliferación de otros organismos beneficiosos para el suelo. Todos ellos ayudan a las plantas a acceder a los nutrientes y favorecen su crecimiento.

Además, a aplicación líquida del vermicompost también es un buen método de control de plagas y enfermedades como la podredumbre de las hojas.